En los últimos años, es notable el crecimiento que ha tenido Pilates como disciplina de la salud. Recoleta, pilates, bienestar son palabras que se escuchan y se integran, porque en este barrio de la ciudad de buenos aires, son muchos los espacios que se han abierto, y dictan clases de pilates de manera profesional y personalizada.
Los locales de Pilates en Recoleta tienen en general un estilo cálido y personal, ya que en la mayoría de los casos, las clases se dan en un salón con pocas camillas, y así quien guía las posturas y ejercicios puede estar atento a todas las alumnas, ya sea para explicar una postura en particular o bien para corregir movimientos incorrectos.
Sin embargo, hay que aclarar que Pilates en Recoleta cobró un impulso fuerte y se abrieron muchos locales a la calle que en poco tiempo no estuvieron más, debido a que había mucha competencia, y que no todas las personas están instruidas para dictar correctamente las clases. Si bien las personas/ clientes dan importancia al factor precio, también valoran otros aspectos como la cercanía de su hogar, la permanencia del profesor en las clases (por ejemplo, hay locales en donde el profesor varía mucho y eso en ninguna disciplina es aconsejable, ya que el cliente deposita su confianza en alguien y eso trasciende a las clases propiamente dichas).

Por eso los lugares de Pilates en Recoleta que hace varios años que se mantienen en la zona, es porque hicieron un trabajo de fidelización de clientes, pusieron atención en que sus profesores tuvieran la especialización y la experiencia adecuadas. Otorgan además, en algunos casos, servicios adicionales en relación a la estética, o bien masajes descontracturantes, para que el cliente pueda tener un amplio abanico, y elija el mejor servicio integral para su salud.
Los horarios de las clases de Pilates en Recoleta son muy amplios, y la mayoría de los locales las dictan desde bien temprano (8 am e incluso 7 am) hasta las 21 o 22 horas. Esto se debe a que muchas de las personas que van, trabajan en la zona, tienen la oficina cerca, y aprovechan a realizar una hora de ejerció ya sea antes, o después de la oficina. O, también, se hacen una escapada y van en la hora del almuerzo.